El CPA marketing es un modelo de marketing de afiliación donde recibes un pago por las acciones que hace el usuario con la oferta o producto del anunciante.

Estas acciones pueden ser rellenar un formulario, una descarga, una venta… cualquier cosa que el anunciante determine como objetivo (conversión) por el que pagarte.

Para ello tendremos que crear una campaña publicitaria en diferentes medios de libre elección donde trataremos de conseguir esas conversiones que el anunciante necesita.

Lamentablemente, en este mundo, nada es gratis. Y para obtener el tráfico que necesitas para estas ofertas vas a tener que invertir dinero o tiempo.

Si es tiempo lo que prefieres o puedes invertir, tendrás que desarrollar una página web y hacerla atractiva con tu contenido. Cuando tengas muchas visitas puedes añadir este tipo de ofertas e ir optimizando su posición o segmentación para tratar de aumentar las conversiones que tus usuarios realicen en ella.

Si es dinero lo que prefieres invertir, hay miles de fuentes de tráfico disponibles donde comprar por visitas.

Redes sociales, resultados de búsqueda, display o mobile networks, pop notifications, push notifications…

Escrito no parece difícil, pero hay que tener en cuenta a quién va dirigida la oferta, la localización, el dispositivo desde el que navega… La realidad es que en multitud de ocasiones no se puede cerrar el cerco tanto como nos gustaría.

Además hay que optimizar las campañas prácticamente las 24 horas del día.

Es fundamental para maximizar el ROI de nuestra campaña, ya que al sólo recibir dinero al obtener una conversión, corremos todo el riesgo si gastamos en obtener tráfico que no convierte.

¿Qué hay que optimizar? Pues realmente todo, desde el copy del anuncio, a la landing page, hasta el contenido y diseño de la página del producto.

Y ¿de dónde sacamos las ofertas?, te estarás preguntando.

Pues al igual que hay miles de fuentes de tráfico, hay miles de páginas que agrupan a anunciantes que tienen estas ofertas. Se trata de los affiliate networks.

Por ejemplo, el programa de afiliación de Aliexpress o Gearbest es un ejemplo de ellos. En estos programas te dan un link único, desde el que si se produce una venta de un usuario que ha llegado a través de este link, se te abona un % de la venta del producto.

Hay todo tipo de ofertas como por ejemplo cupones, sorteos, contenido móvil, juegos, citas, descarga de aplicaciones, pérdida de peso, fitness…

Es un mundillo complejo pero apasionante, que puede llegar a ser extremadamente lucrativo y beneficioso para todas las partes ya que el anunciante sólo paga por ventas y no gasta su budget en atraer tráfico o crear notoriedad.