Hoy vivimos conectados en todo momento con nuestros familiares y amigos a través de nuestras apps de mensajería en nuestro smartphone. Whatsapp, Telegram o Line son apps que absolutamente todos conocemos.

Pero antes de que los smartphones nos conquistaran, el rey de nuestras conversaciones era un programa que todos teníamos en el ordenador.
Creo que la mayoría lo recordará e incluso alguno lo echará de menos. Se trata, como no, del MSN Messenger de Microsoft.

Microsoft en 1995 lanzó MSN integrado en su famoso sistema operativo, pero no tuvo mucho éxito. Sin embargo, el producto fue relanzado como MSN Messenger en 1999.

https://colouredbills.tumblr.com/


Por aquel entonces su máximo competidor era AOL (AIM) con su servicio de mensajería.
En ese momento se utilizaban estas herramientas por parte de sus empresas creadoras como un método para mantener a sus usuarios "cautivos" de su servicio principal o de su portal online. En el caso de messenger este era windows y los portales de noticias de Microsoft.
A medida que el número de usuarios fue creciendo, estos eran mas caros de mantener y a la vez tenían la odiosa tendencia de navegar por donde ellos quisieran en vez de en los portales de Microsoft. Esto hizo que se terminaran incluyendo anuncios en messenger para intentar monetizar la masa de usuarios.

El momento cumbre de MSN messenger llegó en Junio del 2009, ya que en ese momento alcanzó los 330 millones de usuarios.
Sin embargo, esto era un espejismo ante lo que estaba por llegar y para lo que MSN no estaba preparado.

Foto: © Windows Live Messenger.

Ya en 2008 había aparecido el sistema de mensajería de Facebook chat que posibilitaba a la comunidad que ya existía en la red social comunicarse directamente, con lo que pisaba directamente a Messenger.
Esta poco a poco fue comiéndole terreno ya que el chat era mas simple de utilizar (no requería email para conectar) y las posibilidades de Facebook eran más amplias para los usuarios.
Tanto fue así que el propio Messenger creo una aplicación para conectar a tus contactos de Facebook con su aplicación de mensajería y poder hablar por este medio, cosa que no sirvió para nada.

No obstante, en España se dio el curioso caso de que no fue Facebook quién hizo más daño al Messenger. Aquí el culpable fue Tuenti, que en esa época era más importante que Facebook en esta piel de toro llamada España.

El siguiente motivo, y en mi opinión el gran determinante del fin del Messenger, fue la introducción rápida y masiva de los smartphones.
Messenger fue arrasado en este sistema por Whatsapp ya que no se anticipó a la importancia que este sector iba a tener en el mundo tecnológico.
De hecho, Bill Gates ha llegado a reconocer que uno de los mayores fallos de Microsoft en su historia fue el no adelantarse a Android como sistema operativo más usado en dispositivos móviles. Este hecho nos indica que infravaloraron claramente los que este mercado iba a suponer en el futuro en muchos aspectos, no únicamente en el de la mensajería.

Los adelantaron por la derecha.

Finalmente, Microsoft compra a Skype en el 2011 y en un intento de ponerse de nuevo al día con sus competidores. Se decantó por esta empresa y ya que su cuota de usuarios iba subiendo mientras la de Messenger iba disminuyendo irremediablemente. Ademas la calidad de las llamadas de Skype eran mayores y tenia mas oportunidades de mercado que una marca que ya había sufrido mucho.

En 2014 MSN Messenger dejó de zumbar para siempre.

Así sonaba el pesado de turno no hace mucho...